SERVICIOS GESTIONADOS

El servicio de un Proveedor de Servicios Gestionados (MSP) consiste en brindar la administración de forma remota a la infraestructura de TI y/o sistemas de usuario final de un cliente bajo un modelo de suscripción.

Las empresas que realizan trabajos de proyectos de TI como la instalación e integración de sistemas informáticos cobran un precio fijo por productos y servicios. De cualquier manera, esos proveedores de soluciones generan ingresos de una sola vez en cada proyecto. Sin embargo existen excepciones cuando son proyectos grandes con múltiples hitos y pagos asociados. El flujo recurrente de ingresos de un MSP proporciona potencialmente una base de negocios más estable y predecible.

Los MSP ofrecen sus ofertas bajo un acuerdo de nivel de servicio, un acuerdo contractual entre MSP y el cliente el cual especifica las métricas de rendimiento y calidad del servicio.

Para mantener los costos laborales bajo control y mejorar la eficiencia MSP emplea Software de Monitoreo y Administración Remota (RMM). Gracias al Software RMM los servicios Gestionados pueden solucionar y resolver remotamente problemas con servidores y dispositivos de punto final.

Las pequeñas y medianas empresas son clientes habituales de MSP. Muchas empresas aún más pequeñas tienen capacidades de TI internas limitadas, por lo que observan MSP como una forma de obtener  experiencia TI. Sin embargo a las empresas grandes también les puede resultar favorable por ejemplo en situaciones en donde la compañía enfrenta limitaciones de contratación poder complementar el personal interno TI. El modelo de suscripción de MSP ofrece a los clientes de todos los tamaños la ventaja de costos de soporte de TI previsibles.

A futuro los MSP se enfrentan al desafío de la computación de nube. Sus objetivos centrales serán encontrar maneras de manejar entornos de nube Híbridos y también proporcionar sus propios servicios en la nube o revender las capacidades de nube de otros proveedores con respaldo basado en la nube.

Beneficios

  • Retorno de la inversión en 10 meses de recuperación: 43%
  • Aumento de la rapidez en desarrollo de aplicaciones: 50%
  • Reducción del tiempo empleado en la migración a la nube: 82%.
  • Aumento eficiencia de las operaciones TI del Core del negocio: 45%
  • Reducción de retrasos imprevistos: 65%